Fitero, el bello sur de Navarra

ayuntamiento-fiteroFitero es una villa y un municipio de la Comunidad Foral de Navarra, situada en la merindad de Tudela, en la Ribera de Navarra y a 107 kilómetros de la capital de la comunidad, Pamplona, y a unos 22  kilómetros de Tudela. Su población casi llega a  los 2.500 habitantes.

Se trata de una villa fronteriza con la comunidad de La Rioja que conserva varias casonas nobles y dependencias del monasterio de Santa María la Real (siglos XII-XIII), cuyo primer abad, San Raimundo, destacó como  fundador de la Orden de Calatrava.

En la actualidad, el monasterio es un conglomerado de edificaciones de varias épocas, quedando en pie entre las medievales la iglesia y la sala capitular. La iglesia es una de las más importantes y grandes  del Císter español, en la que sobresalen la girola, la sala capitular, el presbiterio, el retablo mayor, el relicario de San Blas y las cinco capillas absidales (especialmente, la capilla barroca de la Virgen de la Barda).

Asimismo, recomiendo visitar la Cueva de la Mora, los Baños de Fitero, la plaza de toros (1897) y el Castillo de Tudején. Llaman la atención los Baños de Fitero, un centro termal que data de la época romana. Se componen dos balnearios: el virrey Palafox (virrey de Nueva España que nació en Fitero en el año 1600) o Baño Viejo, que contiene restos de los termas romanas; y Gustavo Adolfo Bécquer, donde el conocido poeta se alojó durante un tiempo o Baño Nuevo.

En relación a la gastronomía, resultan abundantes los productos típicos de Fitero, no obstante de entre todos destacan las Tejas de Fitero y las Glorias del Císter. Además, hay que probar sus vinos, sobre todo, el rosado. También son típicas las empanadas, panes de aceite rellenos de huevo duro, carne (conejo especialmente) y ajos tiernos. Por último, recomiendo probar las tradicionales papachas (torrijas) y las hojuelas (pastas de Semana Santa).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =