Liérganes, una maravilla de Cantabria

Liérganes es un bello pueblo de Cantabria situado en la comarca de Trasmiera. Por su territorio pasa el río Miera, caudal que alimenta el balneario de Liérganes. Además, cuenta con un servicio de cercanías FEVE que le une a Santander que se encuentra a  tan solo 30 kilómetros.

Liérganes es un pueblo apacible, junto al río, con numerosas casas y casonas pétreas. No cuenta con  monumentos espectaculares, pero el conjunto es  bello y armonioso. Todo muy apañado, incluso tiene hasta leyenda propia, la del hombre pez.

La visita arranca en la iglesia de San Pedro. Se trata de un  templo barroco del siglo XVIII y formado por tres naves, tres tramos, con ábside poliginal y espléndidoretablo. También destaca la iglesia de San Sebastián que todavía conserva un regusto romántico. Además, hay que detenerse en la iglesia de San Pantaleón, un edificio gótico de los siglos XIV-XV.

A continuación, se tiene que  pasear por el Puente Mayor. El conocido como “Puente Romano” de Liérganes fue erigido en 1587 por el maestro de obras Bartolomé de la Hermosa. Vuela sobre el río Miera y es una estampa muy pintoresca  de la localidad cántabra.

En relación a las casonas de Liérganes, existen muchas, pero hay que ver sobre todo las  que están a la izquierda del Miera y del barri El Mercadillo. Sobresalen la casa de los Cañones del siglo XVII y la casa de los Setién del siglo XVI y  que presenta una magnífica ventana plateresca.

Otro hito turístico de Liérganes es su balneario. Estuvo muy de moda hace más de cien años, en torno al manantial de Fuente Santa, del que emana aguas sulfurosas. Se trata de un sitio idela para aliviar cualquier afección de las vías respiratorias.

Finalmente, la visita a Liérganes se puede completar con el palacio de la Rañada, el Fluviarium y la plaza del Marqués de Valdecilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =