El pintor Chagall llega al Museo Thyssen en Madrid

El MoMa y el Guggenheim de Nueva York, la Kunsthaus de Zürich, el Kunstmuseum de Berna, la Tate Modern de Londres y así hasta veinte museos del mundo entero, junto a un gran número de colecciones particulares, han cedido varias excelentes piezas del pintor ruso Marc Chagall al Museo Thyssen Bornemisza y la Fundación Caja Madrid. De este modo,  en el reputado museo madrileño se podrán contemplar, desde el próximo 14 de febrero  hasta el 20 de mayo, más de 150 obras del artista ruso.

El estilo pictórico de Chagall resulta muy especial y complicado de clasificar en un estilo u otro.  Su forma de pintar es expresiva, colorista y con una combinación de elementos del cubismo, el fauvismo y el orfismo de Robert Delaunay. Además, se le conoce como el  precursor del surrealismo debido al contenido de sus cuadros: un violinista, un rabino, una pareja de enamorados, un saltimbanqui, paisajes y animales fabulosos.

A lo largo de su obra, Chagall cultivó el óleo, el grabado, la escultura, la cerámica y la vidriera, entre otras técnicas. No obstante esta exposición se centrará en su faceta como ilustrador de libros. Chagall conoció a lo largo de su vida a bastantes poetas y escritores como Breton, Malraux, Cendrars o  Apollinaire.

Además de las obras procedentes de otros museos, el Thyssen-Bornemisza dispone de  cuatro pinturas del artista ruso dentro  su colección permanente. La virgen de la aldea fue adquirida en 1965. Posteriormente entraron a formar parte del museo El gallo, La casa del gris y Desnudo. Cuatro maravillosas obras que se puedne admirar todo el año en este gran museo madrileño.

Por lo tanto, una nueva ocasión para disfrutar del arte en Madrid. Encima, una vez en el Museo Thyssen siempre se podrá completar la visita con el resto de su producción. Una joya que todos debemos admirar, al menos una vez en nuestra vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + dos =