Manacor, una maravilla balear

Manacor es una bella ciudad ubicada en la isla de Mallorca (Islas Baleares). Se halla al este de la isla y es la capital de la comarca de Levante. Fundada por Jaime II en el siglo XV, la ciudad, una de las más destacadas  de la isla, conjuga perfectamente el desarrollo industrial con el turístico.

La ciudad natal del tenista  Rafael Nadal cuenta con una rica gastronomía en la que llama la atención la sobrassada de porc negre y el suspiro, un bizcocho de origen conventual. Asimismo, no hay que perderse el vímer en la madrugada de San Juan; un anciano lleva a cabo la curación de hernias infantiles entre las dos partes de una rama rota de árbol, tras los que ambas partes se unen fuertemente. Quiere la tradición que si el “injerto” sobrevive el niño sane.

El casco antiguo de Manacor recibe el popular nombre de Sa Bassa, y en él se congregan la mayoría de sus  monumentos. Todo el trazado se organiza en torno a la iglesia de la Verge dels Dolors, cuya torre de 80 metros se observa desde la lejanía; de estilo neogótico propio del siglo XIX. En el mismo entorno se alza  el convento de San Vicenç Ferrer, erigido en el siglo XV.

El edificio que alberga la sede del Ayuntamiento es la antigua Capella del Roser, construida en el siglo XVI y que cuenta con un precioso claustro. En el entramado callejero está  el Museo Arqueológico Municipal, con colecciones de objetos pertencientes a las basílicas paleocristianas de la zona y diversos rstos talaióticos.

A 13 kilómetros de Manacor, se hallan las Coves del Drac, un espectáculo natural de singular belleza. Su interior, adornado por innumerables formaciones de estalactitas y estalagmitas, es escenario de un recorrido turístico en el que se incluye un  concierto en el lago que lleva el nombre del topógrafo francés Edouard Martel que dirigió la exploración de las grutas con la ayuda  del archiduque Luis Salvador en 1896.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × tres =