Colunga, una maravilla asturiana

COLUNGA ASTURIAS

Colunga es un bello concejo de Asturias, una parroquia de dicho concejo y una villa comprendida en dicho concejo. La villa de Colunga es la capital de este concejo asturiano. Colunga sobresale por sus pumaredas, donde se cultivan ricas manzanas seleccionadas, y por la sublime sidra resultante.

Aunque Colunga es bastante moderna, y no cuenta con  monumentos destacados, su pasado histórico es muy conocido. Aparte de los numerosos indicios de asentamientos prehistóricos, prerromanos y romanos, el documento original más antiguo que se conservan en el archivo de la catedral de Oviedo, del año 803, hace referencia a una donación, por parte de un tal Falkio, al vecino monasterio de Santa María de Liebardón.

Arrasada durante la Guerra de la Independencia por las tropas de Bonet, la Colunga moderna  no deja de conservar  varios rincones pintorescos. A medio camino entre Ribadesella y Villaviciosa, bien ubicada en el centro de una vega  y con buenas playas en las proximidades, atrae a una notable colonia veraniega.

En el casco urbano se puede ver  el palacio de Estrada, actual sede del Ayuntamiento; las capillas de San Loreto (siglo XVII) y Santa Ana (siglo XVIII); y la iglesia de San Cristóbal el Real (siglo XIX), con un campanario de líneas neoclásicas, reloj y chapitel.

Aunque el casco urbano de Colunga se encuentre en el interior de Asturias, el concejo luce algunas de las mejores playas de Asturias: Lastres, la Griega, el Barrigón, la Espasa, Arenal de Monis y Vega son algunas de ellas, pero, sin duda alguna, la más conocida es la de la Isla, magnífica playa de arena finas, recogida en una concha que se ha convertido en un destacdo centro balneario, con lujosas residencias veraniegas y plazas hosteleras.

Por último, hay que visitar la iglesia de Santa María de Gobiendes, el Mirador del Fito y el pueblecito pesquero de Lastres.  Asturias en estado puro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 9 =