Villaviciosa, la cuna asturiana de la sidra

villaviciosa

Con su viejo puerto y sus bellas y nobles calles, al fondo de un ría que baña unas tierras ubérrimas, Villaviciosa, la primera ciudad española que piso el emperador Carlos I, hace honor a su nombre. Se trata de la capital de la sidra asturiana. A la tradicional, que continúa haciéndose en antiguos lagares, se añade la sidra achampanada (desde 1890, con la fábrica de El Gaitero).

Villaviciosa fue fundada en 1270 a través de una carta puebla de Alfonso X. En 1484, fue destruida por un incendio y en 1812 opuso una heroica resistencia contra los franceses. La villa de hoy en día conserva trazas renacentistas y abunda en casas blasonadas. Entre todas, llama la atención la avenida de García Caveda, por el número y la calidad de sus edificios.

Villaviciosa es la capital de un concejo que posiblemente sea el más rico de Asturias en monumentos prerrománicos y románicos. Los monumentos más antiguos del casco urbano son como mucho del  siglo XIII, como el palacio de Valdés y la iglesia de Santa María, cuya construcción se pudo empezar  con motivo de la carta puebla otorgada por Alfonso X, y que ofrece una bello ejemplo de transición al gótico.

Además, hay que fijarse  en el palacio de la Torre y la iglesia de San Francisco, ambos edificios levantados en el  siglo XVII. Asimismo, la estatua de La Manzanera, de Benlluire, viene a ser el icno de  la Villaviciosa decimonónica, que ya en 1870, con la fabrica de El Gaitero, se lanzaba a la producción industrial de la sidra achampanada.

En los alrededores de Villaviciosa se pueden visitar los siguientes sitios:  la iglesia de San Juan de Amandi; el   templo renacentista en Sietes;la iglesia de San Salvador en Fuentes; la iglesia y monasterio de Santa María; la iglesia prerrománica de San Salvador de Priesca;  y Tazones, un singular pueblo pescador.

Por último, en Villaviciosa se puede comprar y admirar su artesanía: la talla de azabache, piedra abundante en el concejo (pulseras, collares, pendientes, etc); la alfarería; hórreos y paneras; y reproducciones en miniatura. En realción a las fiestas, destacan  las procesiones de Semana Santa y la fiesta de la Virgen del Portal del 5 al 11 de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =