Las cuevas paleolíticas de Puente Viesgo

 cueva_castillo

Puente Viesgo es un precioso pueblo ubicado en la zona central de Cantabria, a unos treinta kilómetros de Santander. Esta población debe su fama al precioso conjunto de cuevas paleolíticas, con pinturas y grabados parietales, de Monte Castillo. Además, cuenta con un reputado balneario

En el año 1903, Hermilio Alcalde del Río descubrió la cueva del Castillo. Después llegaron  otros hallazgos como La Pasiega (1911), Las Monedas (1952), La Flecha y Las Chimeneas (1953). Estas cuevas forman el más destacado complejo de cavernas prehistóricas de Cantabria. El conjunto, datado entre el solutrense superior y el magdaleniense, está ubicado en la ladera del  pico del Astillo.

La visita arranca en la cueva del Castillo, en cuya entrada se ha localizado un notable yacimiento en el cual aparecen alrededor de  treinta de nivles estratigráficos de todas las etapas del paleolítico. En esta gruta, sobresale el tótem, un bisonte representado volumétricamente en una estalagmita retocada, con los rasgos  en color negro.

La cueva de La Pasiega está formada por  varias galerías de trazado laberíntico a lo largo de 415 metros de longitud, divididas en tres zonas. Se han hallado más de 700 muestras de arte parietal en La Pasiega, con un repertorio bastante amplio.

La Cueva de las Monedas fue hallada por el ingeniero Alfredo García. El nombre se debe al descubrimiento  de un conjunto de monedas del siglo XVI, si bien también es denomianda como cueva de los Osos debido a  los restos de varios ejemplares de oso cavernario. Presenta  28 pinturas del período avanzado del magdaleniense.

Finalmente, Las Chimeneas ha sido  la última de las cuevas decoradas que se han conocido en el conjunto de Monte Castillo. Cuenta con un desarrollo de 789 metro. Se trata de un notable  conjunto de grabados y pinturas que dispone de una serie de formaciones naturales, estalagtitas y estalagmitas, de enorme  belleza.

En definitiva, si visitas Puente Viesgo te recomiendo acudir a sus cuevas paleolíticas. Después puedes descansar en su reputado balnerario. Volverás a tu hogar con renovados bríos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 2 =