Los dominios del vino por Galicia

Galicia es un tierra de vinos. Allí podremos degustar sabrosos vinos mientras recorremos esta ruta que parte de Vilasobroso y llega hasta O Carballiño a lo largo de casi 90 kilómetros. Hermosos valles tapizados de vides y maíz conforman el paisaje de nuestro itinerario.

Partimos de la localidad de Vilasobroso, dominada por su antiguo castillo, para tomar la desviación unos kilómetros más adelante hacia A Franqueira. Una vez en Vilariño, se puede visitar la preciose ermita de La Peña. Luego, se continua hasta llegar a A Cañiza, localidad balnearia cuyo topónimo procede del nombre que designaba al material con que se construyó el primitivo poblado: ramas de árboles entretejidas y cubiertas de paja conocidas como cañizas.

Ya en tierras orensanas encontramos los restos del antiguo monasterio de Santa María en la localidad de Melón, que conserva todavía parte de la primitiva iglesia y de la antigua fundación cisterciense.

En Ribadavia, capital monumental de la famosa comarca vinícola de O Ribeiro a orillas del Avia, tomaremos una pequeña desviación que nos llevará sucesivamente por Beade, con bellos pazos y notable campanario barroco; Berán, que cuenta con una interesante estacion balnearia y conserva el magnífico templo barroco de San Verísimo; y Leiro, donde accedemos al monasterio cisterciense de Santa María, en el que destacan la iglesia y dos claustros de los siglos XVI y XVII. Además, en este pueblo hay que visitar también el elegante pazo de Rioboó.

Por último, la ruta concluirá en la preciosa O Carballiño, corazón de la comarca de O Ribeiro. Se trata de una localidad famosa por el balneario del Arenteiro. También hay que fijarse en el templo de la Vera Cruz de A.Palacios y los típicos soportales de sus calles.

En definitiva, una fascinante ruta que se puede recorrer en un día por carretera y que nos hará disfrutar con la Galicia interior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 19 =