El Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido, una maravilla aragonesa

Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido están en la parte central del Pirineo aragonés, al norte de las poblaciones de Broto y Torla, en la provincia de Huesca (Aragón). Visto desde el río Arazas, presenta un espectacular  aspecto con elevados escarpes verticales, salpicados en ocasiones  por estrechos rellanos llamados  con el nombre de gradas o fajas.

El parque se configura bellamente  por una sucesión de valles montañosos de tipo glaciar. Además, se pueden contemplar  bosques de hayas, arces, abetos, pinos, bojs, coníferas, serbales y numeroso animales como la cabra montés pirenaica o bucard, el quebrantahuesos,  rebeceos, águilas reales, nutrias,zorros, sarrios, truchas y jabalíes

Gradas de circo de Soaso y refugio de Góriz:

Se trata de la ruta más sencilla que lleva, remontando el curso del río Arazas, al sendero de acceso a las gradas de Soaso. Al fondo del graderío destaca  el circo de Soaso y, sobre él, la mole del Monte Perdido, y el curso alto del Arazas y la preciosa cascada de la Cola de Caballo. A partir de allí, se alcanza el refugio de Góriz.

Circos de Cotatuero y Carriata:

Esta ruta  recorre la parte superior de Ordesa  ganando altura hasta las famosas “clavijas de Cotatuero”. Siguiendo  por el sendero, se llega al circo de Carriata y al Circo de Cotatuero, desde los cuales se obtiene una maravillosa panorámica del valle.

Faja del Pelay:

Es  una larga y elevada cornisa que, a través de siete kilómetros sobrevuela el fondo del valle por el que discurre el río Arazas. Además, se puede pasear por la senda de los Cazadores, la Proa de Calcilarruergo, y los moles de Mondarruego, Tozal del mallo y Salarons. Del mirador arranca, a unos 1.900 metros de altura, la faja de Pelay.

Valles del Añisco, Vió y Escuaín:

Se llega a estos valles desde Escalona, en el entorno de Aínsa. Una carretera muy bien señalizada se bifurca en dos: la que prosigue por el fondo del valle hasta los cañones de Añisclo y el valle del Vió, y la que parte, a la derecha, hasta las sublimes gargantas de Escuaín.

Valle del Pineta:

Se llega desde la localidad de Bielsa situada varios kilómetros más arriba del acceso a la ruta interior. Después de superar las localidades de Javierre y Espierba se alcanza  el lago y el fondo del valle del Pineta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here