Arenas de San Pedro, un precioso enclave abulense

Arenas de San Pedro es una bonita ciudad de la provincia de Ávila (Castilla y León) y es la capital de la comarca del Valle del Tiétar; está a 86 kilómetros de Ávila. Del caserío destaca la parroquia de la Asunción y el castillo, además  la ermita de Cristo y el puente romano. Por otro lado, el tejido urbano se ordena en torno al  popular paseo de la Triste Condesa, por el que los areneses suben y bajan cada día.

El castillo del Condestable Dávalos es llamado como el castillo del Triste Condesa en memoria de la esposa de don Alvaro de Luna que  se encerró aquí para  llorar su fallecimiento. Se construyó entre  los siglos XIV y XV, hoy en día solo  quedan sus murallas, tres torreones circulares y la imponente torre del homenaje, cuyo interior se usa para montar festejos.

La puerta del castillo da a la plaza del Mercado, adornada con una bella escultura de San Pedro de Alcántara; desde aquí se llega a  la calle de la Triste Condesa. Después se debe visitar  el río Arenal y su puente medieval de Aquelcabo desde donde se ubica un precioso paraje.

Luego, hay que acuidr al barrio del Canchal que mantiene en un estado más puro la arquitectura original del casco viejo. El Canchal cuenta con  la plaza del Canchal y la calle de Solomando como sus referencias principales.

Al lado  de la plaza del Canchal se halla  la Plaza Mayor y la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, gótica de fines del siglo XIV. Su exterior es muy sencillo, sobresaliento la esbelta torre renacentista.

Asimismo, hay que visitar el palacio del desterrado infante don Luis de Borbón, que fue erigido sobre plantos de Ventura Rodríguez a finales del siglo XVIII. Finalmente, se puede ver la ermita del Cristo de los Rehajales. Esta ermita ha sido restaurada hace poco, restableciéndose sus pináculos góticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + diecisiete =