Las playas de Cádiz, una atractiva sugerencia veraniega

A lo largo de sus más de 260 kilómetros de costa atlántica, Cádiz cuenta con bastantes playas capaces de satisfacer a los aficionados a tomar el sol y disfrutar del descanso en familia. Pero además dispone de  playas que se han hecho míticas entre los fanáticos de los deportes de viento y olas, o entre quienes gustan de la naturaleza virgen y solitaria. Un paraíso que podemos disfrutar durante este verano.

Comenzando el recorrido, desde el norte, y justo en la boonita  desembocadura del río Guadalquivir, se halla Sanlúcar de Barrameda, con playas abiertas y de arena fría como las de Bajo de Guía, la Jara o Las Piletas.  Son famosas las carreras de caballos en la playa de Sanlúcar con el Guadalquivir al fondo.

En Chipiona, el turista disfrutará con 16 kilómetros de playas maravillosas, bien sea la clásica playa urbana, como la de Regla, las instalaciones del complejo turístico Costa Ballena o las facilidades que ofrece el club naútico local.

En El Puerto de Santa María destacan varias  playas como Valdelagrana y Fuentebravía, pero también lugares vírgenes como la amplia playa de Levante. Cádiz cuenta con una formidable playa urbana, La Victoria, y otra, la Caleta, ubicada  en los castillos de Santa Catalina y de San Sebastián.

En la vecina Chiclana está la Barrosa, con 8 kilómetros de arena fina y rubia. Por su parte, Conil de la Frontera posee kilómetros y kilómetros de playas abiertas y otras relativamente protegidas.

En Barbarte, sobresalen la playa de Hierbabuena y la ensenada de Zahora, casi al pie de Zahara de los Atunes. Continuando la ruta del viento, se llega a las playas de Tarifa como Bolonia, Los Lances o Punta Paloma; todas con aguas transparentes que invitan al buceo y la pesca. Además, en ellas se pueden practicar varios deportes relacionados con el mar y el viento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + nueve =