La Ciudadela de Pamplona, el pentágono verde de la capital de Navarra

    LA CIUDADELA DE PAMPLONA

    Muy cerca del centro urbano de Pamplona, la bella capital de Navarra, y pegada su muralla al intenso tráfico de la avenida del Ejército, se levanta, como un remanso de paz , la Ciudadela, mandada construir por el rey Felipe II en el año 1571 al reputado ingeniero Giácomo Palear, llamado  el Fratín, bajo el mandado del virrey Vespasiano de Gonzaga.

    Sigue el modelo de la ciudadela de Amberes (Bélgica), con planta pentagonal y los correspondientes baluartes en sus ángulos: Real, Santa María, Santiago, San Antón y Vitoria, estos dos últimos hoy en día ya desaparecidos.

    En 1686 se le añadieron las medias lunas y contraguardias de la Vuelta del Castillo, inspiradas en el sistema de Vauban. Con la invasión de Pamplona por las tropas napoleónicas en el comienzo del siglo XIX, la Ciudadela tuvo su última misión defensiva.

    En su interior conserva diversos edificos que han mudado sus antiguas dedidaciones militares (sala de armas, horno, pabellón de mixtos) por otras más pacíficas y culturales, como escenario de ininterrumpidas exposiciones de arte, conciertos de música, representaciones teatrales, …

    Entre los edificios se ha creado un bellísimo parque, que tiene su continuidad en el de la vecina Vuelta del Castillo, y que acogre varias muestras de escultura contemporánea en su visión más abstracta de la realidad.

    Muchos son loas paseantes que sin prisa se acercan a disfrutar de la tranquilidad de esta especi de pulmón verde de la capital de Navarra, enclavado precisamente allí donde Pamplona se abre al futuro en nuevos barrios de reticulares avenidas y elevados edificios.

    La Ciudadela, con la potente y amortiguadora presencia de sus murallas, es un ámbito de silencio en medio del intenso barullo de la vida moderna, y allí acuden gentes de todas las edades a leer un rato, tomar el sol o disfrutar de una intranscendente conversación. Por el contrario, la amplia Vuelta del Castillo es un parque abierto, en contacto expreso con la urbe.

    En definitiva, la Ciudadela es el lugar donde la Pamplona de ayer y la del futuro se hacen una con sabia y original armonía.

    Foto vía Viajeros  Blog

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    seis − cinco =